SOSTENIBILIDAD

LA TIERRA ASOMBRA

Nuestro mundo es un lugar hermoso que ha sustentado toda clase de seres vivos durante millones de años. Un paraíso con innumerables espacios para disfrutar, retratar y conectar con lo más profundo de nosotros y del universo.

LOS HUMANOS TAMBIÉN

Si comparamos la historia de la Tierra con nuestro calendario anual, los humanos modernos hemos existido durante 37 minutos y hemos usado un tercio de los recursos naturales de la Tierra en los últimos 0,2 segundos.

SOMOS UNA ESPECIE ASOMBROSA, PERO UNA CLARA AMENAZA PARA EL PLANETA

ESTAMOS A TIEMPO...

... si sumamos en vez de restar

A pesar del daño, todavía tenemos la oportunidad de rectificar. Es necesario despertar, siendo conscientes de los efectos de nuestro estilo de vida. Contribuir y no desanimarse. Sumar, en vez de restar. Esa es la base.

NUESTRO GRANO DE ARENA

White sugar and sugar cane on wooden  table and nature background

Materiales biodegradables

Nuestros productos se realizan con PLA, un termoplástico biodegradable derivado de materias primas naturales y renovables, como el almidón de maíz o la caña de azúcar. Trabajamos aplicando la máxima eficiencia energética y a la vez minimizamos todo lo posible nuestro impacto medioambiental.

Del PLA al Gran Reinicio

También queremos realizar una pequeña contribución en lo referido a ese despertar sobre las consecuencias de nuestro estilo de vida. Un despertar unido a otro más amplio, que muchos denominan el Gran Reinicio, y que iremos tratando en nuestra sección de Historias. Si no ayudamos a crear un mundo mejor, ¿para qué estamos?

¿Y AHORA QUÉ?

La evidencia muestra que los valores materialistas están vinculados a un menor bienestar en todas las culturas y grupos sociales. Aparte de los hábitos sostenibles de cada hogar, ¿dónde podemos concentrar nuestra energía ahora para hacer un entorno mejor? ¿cómo podemos trabajar hacia un bienestar continuado basado en otros valores? Dado que el 55% de la población mundial, y subiendo, vive en ciudades, y ahora que hemos comprobado qué falla en ellas, aprovechemos para reinventarlas:

Con un transporte más ecológico, donde el coche no esté en el centro de todo

Una alimentación más sostenible, de producción local y de temporada

Reinventando la energía de las ciudades con énfasis en la autoproducción

Impulsando una economía circular, revisando nuestros hábitos de consumo

Aumentando los espacios verdes ahora que hemos comprobado su importancia